Piñera: «Anuncia Concesiones por US$1.400 de dólares para activar la Economía y sus amigos empresarios no lo quieren escuchar»

Spread the love

Sharing is caring!

El mercado no reaccionó al anuncio de los ministros de Sebastián Piñera, Hacienda y Obras Públicas, Felipe Larraín y Juan Andrés Fontaine, de acelerar concesiones y obras por un monto de US$ 1.382  millones. Un desesperado plan de reactivación económica que dio a conocer Piñera en respuesta a las insignificantes débiles cifras de actividad.


Analistas valoraron en general el tono del anuncio del gobierno, ya que plantean que se “necesitaba una señal” para revertir el pesimismo entre los privados y consumidores, pero también advierten que el impacto concreto a nivel macroeconómico dependerá de la velocidad a la que aplique el plan, el que el Ejecutivo llamó de “fast track” para agilizar concesiones y obras de infraestructura.
Eso sí, mantuvieron el sesgo bajista para sus estimaciones de crecimiento de este año. El único que se despegó de esa tendencia fue el economista senior de Libertad y Desarrollo (LyD), Tomás Flores, quien aún ve “perfectamente posible” crecer entre 3% y 3,5% este año “con sesgo al alza”. Incluso, los cálculos del exsubsecretario de Economía apuntan a que si el plan se aplica de forma íntegra, logrando acelerar los procesos de concesiones y construcción de obras, el PIB recibiría entre 0,4 y 0,5 punto adicional entre 2019 y 2020.




“Todo dependerá del ritmo, ya que si bien se pueden adelantar inversiones, no necesariamente implica que toda la inversión se materializará en el segundo semestre de este año. Pero, de todas maneras es un aporte para las expectativas”, asegura.
El economista de la Universidad de Chile, Alejandro Alarcón, señala que La Moneda “no tenía más opción” que apelar a acelerar el plan de concesiones, ya que reformas como la tributaria y laboral “se han enredado en demasía en el Congreso, lo que de por sí afecta a las expectativas”.




“Un anuncio como este tiene un efecto multiplicador en la actividad económica, es una buena señal pero hay que ver cómo y con qué rapidez se lleva acabo. La palabra clave aquí es velocidad”, asegura Alarcón, quien prevé un avance del PIB de 3,2% para este año.


Más escéptico es el economista jefe de BCI Estudios, Sergio Lehmann, quien ratifica su expectativa de PIB de 2,9% para el actual ejercicio: “Es una buena señal que generaría un efecto positivo en la confianza. Sin embargo, el efecto en crecimiento será más notorio hacia el próximo año, dado el rezago en que se materializa la inversión”.


Ver para creer
Felipe Alarcón, de EuroAmerica, señala que ya tenía interiorizado en sus cálculos “algún impulso” del sector público por el lado de las concesiones, ratificando su pronóstico de Producto de 3% para este año “con sesgo a la baja”. ¿Por qué? “Hay que ver cómo avanza esto, ya que hay temas burocráticos de por medio no menores, como trámites en Contraloría. Todo dependerá de cuán permisiva sea la burocracia. Por sí solo, el plan aún no es capaz de darle vuelta a las expectativas”, argumenta.
El economista senior de Credicorp Capital, Felipe Guzmán, califica de “positivos” los anuncios de los citados ministerios, ya que permitirían “compensar en parte” el débil crecimiento registrado en la primera parte del año.
“Sin embargo, seguimos considerando que la balanza de riesgos para la actividad está sesgada a la baja y no descartamos seguir viendo correcciones en las proyecciones de este año que apunten a cifras cercanas o inferiores al 3%. Esto, tomando en cuenta que la desaceleración del primer trimestre no se explicó por un sector en particular sino más bien fue algo generalizado”, asegura.
El economista jefe de Tanner, Sergio Godoy, ratifica su expectativa de 3,2% para 2019: “Esta se basa principalmente en el escenario de recuperación mayor de la inversión en el segundo semestre. De este modo, la aceleración del programa de concesiones y obras públicas claramente apoya dicho escenario”.
Al valorar el anuncio, el director de Clapes UC, Hernán de Solminihac, sostuvo que lo “ideal es que las obras empiecen a materializarse lo antes posible. El crecimiento económico se refleja cuando hay inversión en el mercado, las obras contratan gente y se compran materiales y equipamientos. Eso irradia dinamismo”.
“Claramente el sector privado es el más interesado en invertir los recursos que tiene para ello. Lo importante es que estén los permisos, aprobaciones y otros trámites para materializar esas obras. Es un trabajo en conjunto”, señaló el también exministro de Obras Públicas

Los cinco puntos del plan que involucra recursos por US$ 1.382 millones

  1. «Agilizar» procesos «necesarios» para la aprobación de proyectos de inversión en infraestructura pública. Se dinamizará la aprobación de decretos y habrá reasignaciones presupuestarias para aquello.
  2. Adelantar identificación de proyectos que iniciarán obras en 2020 para el segundo semestre de este año. Se inyectarán recursos adicionales por US$ 388 millones.
  3. «Impulsar» la aceleración de concesiones que cuentan con convenios complementarios de rápido inicio de ejecución por US$ 657 millones en 2019 y 2020.
  4. Aumentar los recursos para realizar estudios de ingeniería y «fortalecer» los equipos técnicos dedicados a las concesiones en el MOP por US$ 34 millones.
  5. US$ 300 millones para acelerar la construcción de hospitales públicos que ya están en obras. A la fecha se han identificado recintos como los hospitales de Curicó, Sótero del Río, Marga Marga, Cordillera, Melipilla, Casablanca, Alto Hospicio, Coquimbo, Las Higueras, Ñuble, Gustavo Fricke y Biprovincial QuillotaPetorca

Leave a Reply

shares