Colmenas, Abejas y Miel: El desarrollo de la Apicultura en Chile

Spread the love

Sharing is caring!

Las abejas tienen un rol importante para el planeta por su función en la polinización de las plantas y en el desarrollo de distintos cultivos agrícolas. Sin embargo, su población se ha reducido considerablemente en los últimos años. Para su protección, la apicultura, actividad dedicada a la crianza de las abejas, es clave y en Chile una de las organizaciones más destacadas es la Cooperativa Apicoop.


Las abejas tienen un rol importante para el planeta, pues ellas cumplen la función de polinizar las plantas, que es uno de los procesos de la naturaleza más importantes del ecosistema, y son claves en el desarrollo de distintos cultivos agrícolas. Además, producen la miel a partir del néctar de las flores.

Pero estos insectos ahora son afectados por una crisis global, y por consecuencia de la destrucción de los hábitats naturales, la contaminación por agroquímicos en el sector agrícola y el cambio climático, su población se ha reducido considerablemente en los últimos años.

Para su protección, es fundamental el desarrollo de la apicultura, la actividad dedicada a la crianza de las abejas y sus colmenas, con el objetivo de obtener los productos que sean capaces de elaborar.

En Chile, una de las organizaciones destacadas en esta materia es la Cooperativa Campesina Apícola Valdivia (Apicoop), y su gerente general, Juan Eduardo Henríquez, asegura: “sin abejas, y al ritmo que vamos contaminando nuestro planeta, nuestra sobrevivencia se encuentra en cuestionamiento. El principal rubro de la apicultura no es la producción de miel, sino que es la polinización, de manera que hoy todos los esfuerzos que se hagan por fortalecer la apicultura tendrán un impacto importante”.



Apicoop

Apicoop se fundó en 1997. Se ubica en la ciudad de Paillaco (Región de Los Ríos) y la componen alrededor de 200 pequeños y medianos productores apícolas distribuidos en la región de O’Higgins y la región de Los Lagos.

Dentro de las cualidades de Apicoop es que es una de las impulsoras del Comercio Justo en Chile y cuenta con dos certificaciones internacionales, Fairtrade Labelling Organizations (FLO) y Global Gap. Tal como su nombre lo indica, esta práctica implica pagar un precio “justo” a los productores por los bienes que producen. Además se promueve el cuidado del medio ambiente y el respeto y no explotación de los trabajadores.

Es por eso que Juan Eduardo Henríquez cuenta que dentro de sus objetivos está el próximo desarrollo de la apicultura y que busca además “mejorar la calidad de vida de sus asociados a través de la comercialización de su producción de miel”. Asimismo, cuentan con una serie de servicios para los socios que incluyen asistencia técnica, abastecimiento de medicamentos, material agrícola y análisis de laboratorio.

 



 

Productores de Miel

El representante de la Apicoop destaca que a nivel nacional son uno de los mayores productores de miel y que anualmente acopian unas 1.200 toneladas. Según el Servicios Nacional de Aduanas, para el 2018 fueron el principal exportador del miel del país.

Si bien las cifras son alentadoras, los apicultores tienen que saber convivir con años irregulares, ya que si en 2018 el volumen de producción a nivel nacional fue abundante, este 2019 enfrentan su peor temporada en cuatro décadas. “En nuestro trabajo hemos visto que un año puede ser muy bueno y el otro que es para morirse. Aunque efectivamente hay un tema climático que es preocupante”, dice.

En ese sentido, para que las familias dedicadas a la apicultura se abran a nuevos mercados, Henríquez dice que es fundamental que se genere una asociatividad entre el sector público y privado. “El privado es el pequeño productor y el público son instancias como Corfo, Indap, Sercotec, ProChile. Por eso, el 70% de nuestros socios son usuarios de estas entidades”.



Pero para que el futuro de la apicultura sea más rentable, asegura que hay “que salir de esa suerte de subdesarrollo del rubro, que está dado por un desconocimiento del mercado, de los costos de producción, falta de tecnología y de acceso a la información de investigación. Si como país somos capaces de alinear estas cosas, el rubro puede tener otra rentabilidad”.

Leave a Reply

shares